cbd-info

Usar Qigong para calmarse y centrarse

Todos podríamos usar algo para reducir nuestros niveles de estrés de vez en cuando. Aquí están los conceptos básicos del qigong, ¡una forma clásica de centrado espiritual!

Todos los hemos visto. Ya sabes de quién estoy hablando: la única persona en el parque, moviendo sus brazos y su cuerpo lentamente en lo que parece ser una danza mística mezclada con algún tipo de artes marciales. Siempre parecen despreocupados y en su propio mundo mientras sus piernas flotan y sus brazos se balancean rítmicamente. ¿Alguna vez se preguntó exactamente qué es lo que están haciendo? 

Esos movimientos lentos y metódicos son realmente una antigua práctica china. Una oleada de interés por el arte se ha abierto camino hasta Estados Unidos. La magia de esta práctica tiene sus raíces en la comprensión profunda del participante y la repetición de los movimientos corporales que están conectados a través de su respiración. Aunque el nombre de la práctica puede cambiar, la esencia de la misma sigue siendo la misma: ayudar al cuerpo y la mente de una manera positiva. Este es el arte del qigong. 


Levantando el velo del misterio

Con una cantidad ridícula de métodos rápidos y modernos para eliminar el estrés a su disposición, puede ser difícil escudriñar el barro para descubrir un verdadero método para reducir el estrés y recuperar una sensación de alivio. Estás de suerte, porque un método con siglos de uso para respaldarlo acaba de llegar a tu vida. Si no ha oído hablar de la práctica antigua hasta ahora, el qigong (pronunciado chee-gong) ha demostrado ser muy eficaz a lo largo de los años. Consiste principalmente en movimientos lentos que se sincronizan con el flujo de tu respiración, lo que ayuda a centrar tu cuerpo y te deja una sensación especialmente equilibrada. 

Qi significa energía, mientras que Gong significa una habilidad desarrollada en la práctica. Este ejercicio chino para la mente y el cuerpo lleva al participante a un viaje en el tiempo, ya que practica los mismos movimientos que han existido durante siglos y se parecen mucho al Tai Chi. Todos estos movimientos atemporales tienen un propósito y significado, y le permiten alejarse con una perspectiva renovada del resto del día. 

A medida que aprendemos a funcionar en un momento de intenso distanciamiento social, es esencial encontrar nuevas formas de relajarnos a diario. ¡Este podría ser el complemento perfecto para tu rutina diaria! No hay accesorios ni prendas de vestir necesarias para esta práctica, solo usted y la perspectiva que aporta a la forma de arte de hace mucho tiempo. ¿Qué harías si pudieras estar más centrado durante el día? ¿Cómo crees que cambiaría tu perspectiva diaria?


Esa cosa llamada estrés 

En un momento en el que se nos pide que estemos siempre “activos”, ya sea para llamadas de trabajo de horas extras o redes sociales, nuestra mente puede recibir una paliza. Trabajar a través de estos movimientos meditativos podría llevarte a un espacio mental más sereno. Es fácil sentirse olvidadizo y desorganizado cuando estás bajo una gran cantidad de estrés. Hacer que nuestros cuerpos se muevan de manera controlada puede aliviar esos síntomas y volver a encarrilarnos con nuestro verdadero yo. Qigong tiene muchos beneficios para la salud y puede ser justo lo que necesita mientras se queda en casa. En general, probar cosas nuevas y cambiar su rutina normal también puede ser excelente para su salud mental. Tomarse un tiempo fuera de su mente y entrar en el flujo de qigong lo transportará espiritualmente lejos de su hogar para un descanso necesario. Quién sabe, ¡quizás este sea tu próximo pasatiempo! 

Piénselo, este puede ser un complemento perfecto para su rutina diaria. Tienes mucho tiempo para probarlo sin nadie alrededor para juzgar. La sabiduría y la paz mental que obtienes del qigong también se pueden transferir a otras áreas de tu vida. Digamos que le encanta pasar tiempo en la montaña y participar activamente en el esquí o el snowboard. Mientras estás en las pistas, el movimiento de tu cuerpo puede llevarte de vuelta a lo que te enseñó el qigong y, por lo tanto, infundir paz en tu mente, dándote la capacidad de pensar con claridad y lograr las mejores carreras posibles.


¿Qué es exactamente el Qigong?

Según la Asociación Nacional de Qigong, “el Qigong se puede describir como una práctica de mente, cuerpo y espíritu que mejora la salud física y mental al integrar la postura, el movimiento, la técnica de respiración, el automasaje, el sonido y la intención enfocada”. Estos movimientos fluidos pueden apuntar a varios aspectos de la mente y el cuerpo. Comparativamente, concentrarse en su respiración puede ayudarlo a liberar pensamientos estresantes, dejándolo enfocado únicamente en la tarea en cuestión.

El Qigong es una herramienta fundamental cuando se busca lograr una mayor sensación de tranquilidad. Puede actuar como una forma de teletransportación, enviándote fuera de tu hogar hacia un reino de pura relajación. Además de ser una forma de alivio mental, el ejercicio de bajo impacto puede fortalecer las articulaciones y alinear el cuerpo a su estado normal. 

La respiración es una parte central de esta práctica. “Qigong abre el flujo de energía en los meridianos utilizados en acupuntura y medicina china”, dice la Asociación Nacional de Qigong. “Mejora nuestra capacidad para sentir la Fuerza de Vida subyacente al mundo físico y para profundizar nuestra comunicación con él”. 


Creando energía que fluye

El Qigong se ha practicado durante más de 4.000 años, incluso durante la Revolución Cultural China bajo Mao Zedong en las décadas de 1960 y 1970. Después de la muerte de Mao, hubo un resurgimiento de la práctica, y ahora, se estima que 60 millones de personas practican qigong solo en China. Como hemos hablado antes en las publicaciones de los miércoles de bienestar, el trabajo de respiración es importante. Respirar profundamente nos permite conectarnos mejor con el universo. 

Es probable que surjan cambios imprevistos en su vida. Al cambiar la forma en que respira, el qigong puede ayudarlo a lograr un mejor espacio mental en muy poco tiempo. Esta práctica probada y verdadera se ha perfeccionado a lo largo de los siglos para brindar la experiencia ideal de aprovechamiento de la energía, al mismo tiempo que lo ayuda a quemar algunas calorías, de las que ciertamente no nos quejamos. De hecho, se dice que la práctica del arte del qigong tiene muchos otros beneficios, como la mejora de la funcionalidad mental. Cuando te conectas a la energía dentro de tu cuerpo, puedes ganar un nivel de concentración y claridad mental que nunca creíste posible. El mundo en el que vivimos es rápido, ¡pero eso no significa que nuestros pensamientos y nuestro ritmo cardíaco tengan que serlo! Dedicar tiempo a calmar la mente, el cuerpo y el alma puede evitar que el estrés dañe el cableado de su cerebro. 

La mente puede ir por largas tangentes, sinuoso por caminos caóticos y creativos. El ruido y la confusión que te encuentras a diario no ayudan en nada, y te hacen sentir como si estuvieras librando una batalla cuesta arriba. Afortunadamente, todos podemos aquietar nuestras mentes; todo lo que se necesita es un poco de práctica para obtener una mayor sensación de relajación. Para algunos es pintar, para otros es organizar; para ti, podría ser qigong.

“Si hay luz en el alma, habrá belleza en la persona. Si hay belleza en la persona, habrá armonía en la casa. Si hay armonía en la casa, habrá orden en la nación “. – Proverbio chino

Related Articles